San Miguel de Tucumán

San Miguel de Tucumán es la capital de la Provincia de Tucumán, situada en el noroeste de la República Argentina a 1.245 km de la Ciudad de Buenos Aires.

Se la conoce como "El Jardín de la República" y es la 6ª mayor ciudad de Argentina después de Buenos Aires, Córdoba, Rosario, Mendoza y La Plata, y además, la más importante del Norte argentino.

Su importancia histórica se basa, principalmente, en haber sido en esta ciudad donde se produjo la Declaración de independencia de la Argentina, el día 9 de julio de 1816.

Basílica Nuestra Señora de la Merced:
Según el historiador fray José Brunet, "el primitivo templo se situaba con su frente a la actual calle 24 de Septiembre y tenía una sola torre o campanario. Era de una sola nave, sin crucero ni ventanas". En 1834 se comenzó a edificar otro templo que quedó abandonado en 1845. Las obras fueron retomadas en 1865 y el templo fue bendecido en 1880. Este templo pronto comenzó a deteriorarse. En 1914 se lo demolió en parte y en 1927 se lo derribó totalmente.​ En 1947, Alfredo Guzmán y su esposa, Guillermina Leston, costearon la construcción de la iglesia actual, que fue inaugurada el 24 de septiembre de 1950. Fue construida, por encargo de Guzmán, por la empresa Sollazzo Hnos S.A. y la fachada se debe al jefe de obra, el destacado arquitecto Manuel Luis Graña (1916-1991) quien también es el autor del camarín de la Virgen (Monumento Histórico Nacional). En esta iglesia, que posee un estilo neocolonial, se conserva la imagen de Nuestra Señora de las Mercedes que en 1812 fue declarada Generala de los ejércitos de la patria. Se guarda también el bastón con empuñadura de oro que le ofreció Manuel Belgrano al final de la Batalla de Tucumán.​ El 12 de septiembre de 1997, la Comisión Nacional de Monumentos y Lugares Históricos, declaró "lugar histórico" a la parroquia y santuario de Nuestra Señora de La Merced. Por decreto de 5 de agosto de 1957, el camarín de la Virgen ya había sido declarado Monumento Histórico Nacional.​ En la actualidad funcionan también allí grupos de perseverancia para jóvenes y adultos, como el Movimiento Círculos de Juventud, desde Febrero de 2014; como así también Kyrios Acción Católica, y los jóvenes universitarios Emaús.

Iglesia Catedral:
La catedral de la ciudad argentina de San Miguel de Tucumán.​ Es la iglesia matriz de la ciudad. Fue fundada en el siglo XVI y fue sede del arzobispado como el centro de gobierno de la provincia eclesiástica llamada del Tucumán.
Los cimientos de este edificio catedralicio datan de la fecha de la fundación definitiva de la ciudad de San Miguel de Tucumán en 1685, siendo durante mucho tiempo un humilde edificio. A mediados del siglo XIX, el gobierno de la provincia bajo el mando de Celedonio Gutiérrez, decidió construir un nuevo templo para sede de la Iglesia Matriz. Con este fin se confió el diseño y la dirección de las obras al arquitecto de origen vasco-francés Pierre Etcheverry, quien concluyó el edificio con el aspecto actual. El nuevo edificio fue uno de las grandes construcciones religiosas en estilo neoclásico en el norte del país. El nuevo templo fue consagrado el 19 de febrero de 1856, contando con la bendición del Vicario Fray Mamerto Esquiú.

Reloj Floral en Parque 9 de Julio:
En 1898 el entonces ministro de Instrucción Pública de la provincia, el Doctor Alberto León Soldati, planteó el primer proyecto para crear un parque en la ciudad capital con el objetivo de purificar el aire con su forestación y así evitar la proliferación de epidemias. Posteriormente, como senador nacional logró la aprobación de varias leyes que permitieron expropiar los terrenos para la creación de dicho espacio, ubicado al este del centro capitalino. La superficie original del parque era de 400 ha y se encargó el diseño del mismo al célebre paisajista de origen francés, Charles Thays, quién también estuvo a cargo del diseño de otros parques similares como el Parque 3 de Febrero (Bosques de Palermo) de Buenos Aires, el Parque Sarmiento en la ciudad de Córdoba, el Parque Independencia en Rosario y el Parque General San Martín en Mendoza. Los terrenos eran de tipo pantanoso por lo que se procedió al rellenado de los mismos y luego al trazado de calles y avenidas interiores y a la colocación de especies arbóreas adecuadas. El Parque 9 de Julio finalmente se inauguró el 23 de septiembre de 1916, fecha en la que también se conmemoraba por entonces el “Día del Árbol”. La mitad sur nunca fue completada en su totalidad y, a partir de la década de 1920, varios sectores fueron destinados a otros usos. Poco antes de la inauguración oficial de este importante parque, a fines del año 1915 se instaló en el solar del mismo parque el menhir llamado Ambrosetti trasladado desde el Valle de Tafí (en tal valle en el ejido de la actual Reserva arqueológica Los Menhires). Es uno de los parques más importantes del NOA y cuenta con un gran valor histórico y cultural. Durante el primer gobierno de Miguel Mario Campero (1924-1928), se encargaron en Francia, las réplicas de las estatuas clásicas griegas realizadas en fundición, que actualmente pueden ser observadas en los jardines del sector oeste del Parque. Las compras en Europa estuvieron a cargo del Rector de la Universidad Nacional de Tucumán, Juan B. Terán bajo la guía de José Ignacio Aráoz, presidente de la comisión de embellecimiento del parque. En 1943, se inauguró el monumento a Julio Argentino Roca, presidente de la Argentina, obra del escultor Ángel Ibarra García, en cuyo basamento se encontraban cuatro frisos descriptivos de su gobierno. Inexplicablemente durante el año 1977, el monumento fue mutilado y sus frisos colocados en otros lugares del Parque sin ningún criterio artístico o explicativo. Ese mismo año se inauguró en la rotonda de la Avenida Benjamín Araóz, frente a la actual Terminal de Ómnibus, el monumento al Presidente Nicolás Avellaneda. Otras obras de embellecimiento encaradas por el gobierno de Antonio Domingo Bussi, alteraron la armonía estética del conjunto del Parque 9 de Julio. La más notable de ellas fue la Avenida de los Próceres Tucumanos sobre las cuales se colocaron figuras del obispo Colombres, Gregorio Aráoz de Lamadrid, Bernardo de Monteagudo, Bernabé Aráoz, entre otros, de fabricación y calidad artística dispar.2

Casa de Gobierno:
Es un monumento histórico nacional y sede del gobierno provincial de Tucumán.
Enfrentado a la Plaza Independencia, la principal de la ciudad, el edificio sigue siendo uno de los más importantes de la ciudad. Su fachada imponente se complementa con interiores muy ornamentados, destacándose el Salón Blanco, utilizado históricamente para los actos oficiales, con sus arañas luminosas y los cielorrasos decorados por el pintor historicista Julio Vila y Prades (y recientemente restaurados por el escultor tucumano Santos Legname).1​ Los restos de uno de los tucumanos más distinguidos, Juan Bautista Alberdi, fueron trasladados desde el Cementerio de la Recoleta en Buenos Aires hasta Tucumán el 28 de agosto de 1991, para ser colocados en una cripta construida especialmente en los sótanos del palacio de gobierno. El edificio está abierto a visitas guiadas.
Enfrentado a la Plaza Independencia, la principal de la ciudad, el edificio sigue siendo uno de los más importantes de la ciudad. Su fachada imponente se complementa con interiores muy ornamentados, destacándose el Salón Blanco, utilizado históricamente para los actos oficiales, con sus arañas luminosas y los cielorrasos decorados por el pintor historicista Julio Vila y Prades (y recientemente restaurados por el escultor tucumano Santos Legname).​ Los restos de uno de los tucumanos más distinguidos, Juan Bautista Alberdi, fueron trasladados desde el Cementerio de la Recoleta en Buenos Aires hasta Tucumán el 28 de agosto de 1991, para ser colocados en una cripta construida especialmente en los sótanos del palacio de gobierno. El edificio está abierto a visitas guiadas.

Circuito Yungas

Circuito Valles Calchaquíes